miércoles, 18 de mayo de 2016

18 DE MAYO DÍA DE LA ESCARAPELA

Los símbolos nacionales dan sentido de pertenencia, nos identifican, nos unen en las diferencias. Usarlos y significarlos es parte fundamental de la construcción de una identidad, de formar parte de un territorio, un Estado, una Nación. Si logramos esa identidad y pertenencia sentimos que fluye espontáneamente el compromiso y las ganas de estar con otros, de sentirnos parte de algo junto a otros que también nos reconocen. De esta manera quizás podamos estrechar lazos y tener acciones que den sentido al “ser y sentirse argentino”.

El uso de la escarapela fue reconocido ya en febrero de 1812, por la necesidad de comenzar a distinguirse de un “otro” durante las batallas que enfrentaban a criollos y españoles. Hoy es vital su revalorización con el sentido de reafirmar nuestro sentido de pertenencia a la Nación Argentina, concibiéndola como algo que nos distingue pero a la vez nos unifica, algo que nos compromete a fortalecer la búsqueda de un presente y un futuro que nos encuentre unidos en los mismos colores.

Su creación y fecha de conmemoración se atribuyen a la propuesta de Manuel Belgrano, en 1812, de crear una escarapela nacional que unificara los distintivos que utilizaban los diversos cuerpos del Ejército Revolucionario. Unos días después, el 18 de febrero, el Triunvirato aprobó el uso de la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de color blanco y azul celeste. En el año 1935, el Consejo Nacional de Educación instituyó el 18 de mayo como Día de la Escarapela.

Esta fecha puede ser usada como un disparador para abordar y profundizar acerca del sentido de los símbolos, la importancia del reconocimiento del otro formando parte de un mismo grupo, el valor del respeto a las diferencias, revitalizando el respeto por la patria y nuestra historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu mensaje es muy importante para nuestra comunidad educativa.

Gracias por visitarnos!!!